Nuestra sociedad de mal en peor.

0 - Comentarios
Meditaba acerca del señor que asesinó a su vecino en disputa por el parqueo de su vehículo; y realmente, uno puede comprender con mayor claridad la veracidad de La Palabra de Dios. Pues el problema no son las autoridades ni el gobierno, sino el corazón de las personas. Vivimos en tiempos difíciles, donde la sociedad misma se deteriora cada día por falta de valores y temor del Señor.

En este caso, las causas para cometer dicho asesinato fueron más que manifiestas: EL EGOÍSMO Y LA ENVIDIA. Y recordemos que el origen de todo homicidio es el mismo que condena La Palabra: El repudio. 1 Juan 3:15

Razón tuvo el Señor cuando dijo: No es lo que come lo que contamina al hombre sino lo que sale del corazón en Marcos 7:15

Y también dice en Santiago 4:1-3

1 ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros?
2 Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis
alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no
pedís.
3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.

En el caso acá referido el crimen se realizó, pero muchas veces nosotros también podemos tener la semilla que hace germinar el crímen: EL REPUDIO, EL ODIO. Y La biblia dice que tanto el que asesina como el que odia a su hermano, ambos cometen el mismo delito.

En 1 Juan 3:15 dice así: "Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él."

No podemos cambiar al mundo, si primero no cambiamos nosotros nuestro corazón.
No podemos tener paz con nuestros semejantes, si aún nosotros mismos no la tenemos.
Necesitamos la paz de Dios, y esa sólo se alcanza por medio del perdón de pecados; y ello sólo se obtiene por Jesucristo.

Cuidemos nuestro corazón y compartamos con los demás la paz que Cristo por medio del perdón de pecados, pero sobre todo, comencemos con los más cercanos a nosotros: Nuestra familia. Pues La Palabra dice: Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón porque de él mana la vida. Prv 4:23
¡Que Dios les bendiga!
http://stanleygomez.blogspot.com

Etiquetas