Justo hoy es el día.

0 - Comentarios
Sofía, una madre creyente intenta toda la semana persuadir a su hijo Carlos a que la acompañe a la Iglesia. Carlos por fin le promete que irá con ella el domingo. La madre... Feliz por la promesa de su hijo.

De camino hacia la iglesia, al llegar al semáforo en rojo (la madre conducía), mientras esperan a que el semáforo de luz verde se ubica contiguo un vehículo con varios jóvenes, el ambiente es de vacaciones. A la distancia se puede observar que llevan a bordo: Tablas de surf, sombreros y lentes de sol, sodas, ropa de baño, toallas, etc.

Uno de ellos le dice a Carlos su vecino del carro de a lado: "Hey Carlos te estuvimos buscando, vamos a la playa, hay espacio para vos, venite. Llevamos todo lo que necesitamos y una tabla extra para que la usés, nos van a prestar el rancho para que la pasemos bien. Así que si querés ir, todavía podés bajarte del carro y vamos."

Carlos, tentado por la oferta se vuelve a su madre y le dice: Mami disculpame, dejame ir a la playa con ellos, sólo hoy. Te prometo que el próximo domingo sí iré contigo a la Igle. ¡Perdoname sólo esta vez! ¡porfa!!!

La madre con tristeza asiente con su cabeza, mientras Carlos se baja del auto, se pasa al de sus amigos y parten hacia la playa felices.

Horas más tarde una llamada... ¡Lo sentimos mucho señora!!!! ¡Carlos se ahogó!!!



Carlos tuvo la oportunidad de su vida pero la dejó ir, lastimosamente los que consideraba sus amigos influyeron en él para que tomara la decisión equivocada. Un error que pagará caro mientras dure la eternidad.

Por eso La Palabra dice: He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación. 2 Co. 6:2 y también dice: Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. Santiago 4:4

Amigo, no espere para después. Si está leyendo este párrafo, es porque Jesucristo le anda buscando, no deje pasar la oportunidad. Recuerde:

HOY ES EL DÍA DE SALVACIÓN, NO MAÑANA.


¿Qué hacer? Busque una iglesia donde se predique a Jesucristo, y recíbalo como su Señor y Salvador personal.

Acá hay un enlace que le puede ayudar para esta decisión importante:

Recibir a Jesucristo como su Señor y Salvador Personal.
Que Dios le bendiga.
http://stanleygomez.blogspot.com

Etiquetas