Detalle de Dios que abonan a nuestra fe.

2 - Comentarios
CRÓNICAS

"Un día, por descuido de mi esposa y yo nos quedamos sin la provisión para la cena, era domingo. Todos ibamos a dormir sin cenar, los niños eran nuestra preocupación. ¿Qué hacerles de cena si no había nada? De pronto una vecina: "Hermanos aquí les traemos un atole con leche que hemos preparado". Esa noche dormimos full. A Dios la gloria. Stanley Gómez."

A algunos de ustedes les compartí esa experiencia hace algunos días, un hecho de la vida real, una vivencia personal; uno de los muchos detalles en los que he visto la mano de Dios obrando favorablemente; y puedo decir también, que he visto estos detalles de Dios en favor de muchos hermanos; desde los más sencillos hasta grandes sanidades. Es que nuestro Dios es así con Su Pueblo, nos cuida y nos protege; Él siempre está atento a los detalles que muchas veces por descuido, olvido, o porque no tenemos los medios escapan a nuestro control. En la Biblia encontramos grandes promesas como que no debemos preocuparnos, porque Él tiene cuidado de nosotros (1 Pedro 5:7).

La siguiente anécdota, narrada por un hermano cuando nos reunimos estoy seguro que también abonará a nuestra fe.

"Cierto día dice un niño a su papá: Papi, la profesora dice que el uniforme será pantalón azul negro y camisa celeste manga corta con cuadros azules de fondo, y que dentro de una semana quien no lleve su uniforme no lo van a dejar entrar; el padre del niño, que era pastor cristiano le contesta: Hijo, no te preocupes, para la semana que viene tendrás tu uniforme.

El padre se va a su habitación, se encierra a solas, y puesto de rodillas le llora al Señor así: Señor, tú sabes que con dificultades pondremos a estudiar a nuestro hijo, la situación económica actual es difícil, y a menos que Tú nos ayudes será posible que tenga ese uniforme que le han pedido; sólo nos falta la camisa, tiene que ser celeste, manga corta y con cuadros azules de fondo. Ayúdame Señor, pues Tú eres un Dios bueno que cuida de Tus hijos según lo leo y lo predico en Tu Palabra, ya le prometí a mi hijo que la tendrá pero no tengo cómo comprarla; esperaré en Tí, en Tí confío, en Nombre de Jesús, amén.

Horas después una llamada telefónica, el propietario de un almacén de ropa miembro de su iglesia le dice: Pastor ¿cómo ha estado?, le llamo para decirle que esta semana hice inventario, y pues, fíjese que entre la ropa de marca encontré una docena de camisas que le podrían quedar a su hijo, si le parece se las regalo, lo único que están algo pasadas de moda, son celeste, manga corta y tienen unos cuadros azules, venga a verlas y usted decide." Ya imaginarán ustedes cuál fue la actitud del padre.

Un día Cristo dijo: "Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis. Mateo 6:6-8 RV60.

Puedo destacar en esta hermosa historia algunos detalles importantes:

1. La declaración de fe. El padre, consciente que no tenía los medios para suplir la necesidad le declaró a su hijo: No te preocupes, para la próxima semana tendrás tu uniforme.
2. La actitud correcta. Se encerró a solas para pedir ayuda al Señor en oración, el único que es La Fuente de toda bondad.
3. La confesión, humildad y alabanza al dirigirse a Dios en la oración. Le fue sincero a Dios al reconocer su impotencia ante la necesidad, le suplicó el favor, y le declaró a Él como el único buen Dios Todopoderoso que podía hacer el milagro, a la vez que le recordó sus promesas en La Palabra.
4. La petición explícita. Al orar, el padre fue específico en su petición, le dijo a Dios cuál era la necesidad y cómo la quería. Ahí fallamos muchos, pedimos vagamente.
5. Saber esperar. Una vez hecha la petición, sólo era de creer y esperar; el milagro venía en camino.
"pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas." Mateo 6:32-33 RV60.

Ese es El Dios de los cristianos, un Dios bueno y que tiene control de todo. Tres cosas le agradan al Señor: Que le pidamos, que le creamos, y que sepamos esperar.

Un saludo.
http://stanleygomez.blogspot.com

2 Responses so far

Etiquetas