Si Dios te pidiera un paso de fe para sanarte ¿lo harías?

0 - Comentarios
Y... si El Señor te pidiera que hicieras algo difícil para sanarte de tu enfermedad... ¿lo harías? A veces nuestro orgullo es la barrera que impide a Dios sanarnos.

Les comparto una historia muy curiosa e interesante, de un hombre que, por su arrogancia, estuvo a punto de volverse enfermo a su país, tan sólo por su prejuicio y arrogancia.

He aquí la historia:


Y vino Naamán con sus caballos y con su carro, y se paró a las puertas de la casa de Eliseo.

Entonces Eliseo le envió un mensajero, diciendo: Ve y lávate siete veces en el Jordán, y tu carne se te restaurará, y serás limpio.

Y Naamán se fue enojado, diciendo: He aquí yo decía para mí: Saldrá él luego, y estando en pie invocará el nombre de Jehová su Dios, y alzará su mano y tocará el lugar, y sanará la lepra.

Abana y Farfar, ríos de Damasco, ¿no son mejores que todas las aguas de Israel? Si me lavare en ellos, ¿no seré también limpio? Y se volvió, y se fue enojado.

Mas sus criados se le acercaron y le hablaron diciendo: Padre mío, si el profeta te mandara alguna gran cosa, ¿no la harías? ¿Cuánto más, diciéndote: Lávate, y serás limpio?

El entonces descendió, y se zambulló siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del varón de Dios; y su carne se volvió como la carne de un niño, y quedó limpio. (2 Reyes 5:9-14)



www.ElArbolVerde.com
Sígueme → Google.com/+StanleyGomez y twitter.com/stgomez7

Etiquetas