Viajando en el tren del tiempo.

0 - Comentarios
¡¡¡Se nos va el año señores/as!!!

¡¡¡Que alguien lo detenga por favor!!! ...necesito terminar algo jeje.



A veces quisiera detener el tiempo para salir con todos los compromisos; sin embargo, para Dios el tiempo no es más que un presente continuo; aunque esa idea, por hoy, nos cuesta digerirla un poco.

Creo que, el tiempo es como un tren en que viajamos todos/as, siempre en marcha y sin reversa; que no se detiene ante nada, y tampoco podemos bajarnos de él; sigue su marcha, implacable en su ruta hacia la eternidad.

Pero, aunque no podamos detenerlo, sí podemos decidir cómo será la terminal a donde nos llevará.

En estos días de fin de año, de compras y regalos, quizá sea oportuno meditar y evaluar nuestra vida, acerca de cómo estamos viajando en ese tren. Cómo estamos delante de Dios; recordemos que Nuestro Señor sólo nos ha dejado una vida, y debemos vivirla como Él desea; pues Él es El Creador y Dueño de todo cuanto existe en el universo. (Isaías 42:5).

Mientras vivimos en este mundo, podría decirse que viajamos en ese tren; pero un día ese tren llegará a su destino, para algunos ese tren llegará en minutos, para otros es cuestión de días, semanas, años quizá. Yo mismo pudiera llegar pronto después de publicar esta nota.

No importa el día ni la hora, lo importante es estar preparados siempre.

Cristo dijo:

    Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre. Lucas 21:36

Y también está escrito:

    Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan. Hebreos 9:27-28

¡Que Dios te bendiga!

www.ElArbolVerde.com
Sígueme → Google.com/+StanleyGomez y twitter.com/stgomez7

Etiquetas