Por falta de oración...

0 - Comentarios
La oración nos lleva en sí misma, a una actitud de humildad al reconocer nuestra necesidad delante de Dios; y a adoptar el modelo de Jesús, quien también necesitó de la oración mientras estuvo entre nosotros.
Por falta de oración... sucumbimos a la tentación y le fallamos al Señor.

Por falta de oración... florecen en nosotros las pasiones y deseos pecaminosos.

Por falta de oración... el esposo se va con la otra (o viceversa).

Por falta de oración... nuestra fe se debilita y perdemos la esperanza.

Por falta de oración... los miedos se apoderan en nosotros y dudamos.

Por falta de oración... no vemos la gloria de Dios.

Por falta de oración... muchos servidores en la iglesia nos quedamos como activistas, pero sin una relación personal con El Señor.

Por falta de oración... más de la mitad de los que un día hicieron su confesión de fe se volvieron atrás.

Por falta de un intercesor... muchos se pierden y perecen.

La oración nos lleva en sí misma, a una actitud de humildad al reconocer nuestra necesidad delante de Dios; y a adoptar el modelo de Jesús, quien también necesitó de la oración mientras estuvo entre nosotros.

Él dijo: Estén alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil. Mt 26:41

Hermanos, sin la oración no podemos mantenernos firmes en este mundo influenciado por el pecado.

Que tengan un buen día.

¡El Señor viene! Ap 22:12.

www.ElArbolVerde.com
Sígueme → Google.com/+StanleyGomez y twitter.com/stgomez7

Etiquetas